Sin sustento denuncias contra hermano del secretario de Salud: Contraloría

La contralora dijo que se le daba demasiado "juego" a las amenazas de cárcel que recibió la empleada de la Coepris por el hermano del funcionario
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).- La Contraloría General del Estado (CGE) negó y minimizó las expresiones de las trabajadoras de la Secretaría de Salud (SSA) que el pasado 12 de mayo denunciaron acoso laboral y amenazas por parte Francisco Jiménez Patiño, hermano del titular de la dependencia estatal, Virgilio Jiménez.

Maritza Muñoz Vargas, titular de la CGE, dijo que “no hay que darle mucho juego” al caso, pues las trabajadoras, en particular Karla Guadalupe Ramírez del Castillo, “no tienen sustento para poder respaldar las denuncias de estas supuestas amenazas”.

Familiares del secretario sí trabajan en la dependencia estatal de Salud, corroboró la contralora, mas aclarando que todos ellos ingresaron antes de su ascenso a la cabeza de la SSA, por lo que no existen irregularidades al respecto.

Cabe recordar que el grupo de trabajadores que apoyó la manifestación de sus compañeras el 12 de mayo, señaló que más de 50 personas han ingresado a la Secretaría de Salud desde que el titular obtuvo el cargo; así como confirmó las amenazas públicas contra Ramírez del Castillo por parte de Francisco Jiménez, por testificar en un juicio laboral que inició el ex comisionado Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Mario García Isais, contra la institución.

Durante la protesta del lunes también salió a relucir el conflicto que existe entre el sindicato de los trabajadores de la SSA, la propia dependencia y el personal, a causa de la entrega de uniformes. Encabezados por el enfermero Agustín Collins Avilés, un grupo exige que se continúe con el modelo de pago en efectivo para la obtención personalizada de uniformes; mientras que la parte oficial y el sindicato abogan por volver al modelo tradicional, donde la instancia estatal les proporciona materialmente la vestimenta médica.

Muñoz Vargas dijo que “esto no puede ser así”, refiriéndose al pago en efectivo por concepto de uniformes, “pues en junta directiva se acordó que la entrega sería en especie”. En este sentido, calculó que son alrededor de mil 900 empleados quienes se manifiestan por recibir uniformes, mientras que “son mínimos los que quieren el efectivo”, alrededor de “diez o doce nada más”, sostuvo, considerando que el conflicto “se ha hecho más grande de lo que debe de ser”.

Sobre este tema, Isabel de la Peña Angulo, secretaria general en la entidad del Sindicato Nacional de Trabajadores de la SSA (SNTSA), recuerda que la medida de ofrecer en efectivo el presupuesto para uniformes se tomó porque en un principio la dependencia se limitaba a entregar tramos de tela a cada empleado para que confeccionaran su uniforme, lo que generó con el tiempo severas inconformidades. La líder sindical acepta que, antes de llegar a su cargo, integró la Comisión Mixta de Vestuario, la cual “jamás” se puso de acuerdo para cumplir cabalmente con la “fracción séptima del Artículo 130 de las obligaciones de la Secretaría”, que apunta que todo empleado debe ser dotado de uniformes “en especie”, sin embargo, aclara, “ahora sí se va a lograr”, adelantando que incluso ya se han consultado empresas en la Ciudad de México y que un catálogo de uniformes se encuentra en elaboración. Asimismo, envía un mensaje a aquellos que “agitan” al personal para que soliciten el pago en efectivo en sustitución de los uniformes, mostrando que “no se está violando absolutamente nada” referente a sus derechos.

 

 


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×