En La Paz, Familia Natural da taller para quitar “hasta en 4 meses” la homosexualidad

“Yo lo considero más un síntoma que enfermedad, es el resultado de una serie de carencias emocionales que producen eso; cuando esas carencias emocionales se quitan, la atracción homosexual desaparece absolutamente”, explicó el psicólogo

La Paz, Baja California Sur (BCS). El psicólogo, Everardo Martínez Macías, quien visitó La Paz para dar una serie de conferencias en la Asamblea Estatal del Frente por la Familia en Baja California Sur, aseguró que la homosexualidad sí se puede revertir o quitar, pues explicó que esto es un “sentimiento”; incluso, ha tenido casos en donde personas han dejado de ser gays hasta en 4 meses, así como el haber desarrollado su heterosexualidad

“He tenido casos de pacientes que son muy lentos, y que hay mucho daño, y que tienen muy pocos recursos, te hablo a lo mejor de un hombre 55 años, casado, 3 hijos, papá ya no está, ya se murió, mamá ya falleció, no tiene hermanos, encontrar amigos es complicado, entre el trabajo, los hijos, poca voluntad para hacer las cosas, se puede llevar 2 años o 2 años y medio; y, he tenido casos muy rápidos de personas que llegan con atracción homosexual, hacen lo que se le indica, tiene buenos recursos, no está tan dañado y en 4 ó 6 meses se quita la atracción homosexual y desarrolla la heterosexualidad.

“Yo lo considero más un síntoma que enfermedad, es el resultado de una serie de carencias emocionales que producen eso; cuando esas carencias emocionales se quitan, la atracción homosexual desaparece absolutamente”, explicó el psicólogo.

En ese mismo sentido, el experto aseguró no sólo que la homosexualidad se quita, sino que también se puede desarrollar la heterosexualidad, y que esto depende mucho del “daño” que tenga la persona, los recursos humanos que tenga y la voluntad de ésta para hacerlo.

“Sí, absolutamente, no sólo la homosexualidad se quita, sino que la heterosexualidad se desarrolla, son dos cosas diferentes. En eso ha habido mucha desinformación, desafortunadamente, una cosa es quitar la homosexualidad y otra el desarrollar la heterosexualidad, porque haber alguien que te ofrezca, ‘yo te quito la homosexualidad” y luego qué […] Son tres factores, el grado de daño, los recursos humanos con los que cuente y el grado de voluntad que tenga la persona”.

Everardo Martínez Macías, psicólogo

Martínez Macías explicó que la homosexualidad es un “sentimiento”, pues se basa más en el “tener” que en el “ser”; es decir, “no se puede dejar de ser”, tal y como lo son los sentimientos naturales. El sentimiento de atracción homosexual “se tiene” y no “se es”.

“No es tanto como una receta, sino una serie de factores psicológicos que producen la atracción homosexual; y aquí hay una confusión, ; Estamos hablando de un sentimiento, los sentimientos es algo que tenemos, por ejemplo, tú dices ‘que dejen de ser’, no se puede dejar de ser, el ser inmanente, incambiable, estamos hablando de un sentimiento, los sentimiento es algo que tenemos, amor, odio, miedo, envidia, angustia, soledad, frustración, tristeza, tú no dices ‘soy amor’, ‘soy odio’, ‘soy angustia’, ‘soy tristeza’, tú no dices eso […] sin embargo, ontológicamente no es correcto, yo puedo decir ‘soy feliz’, pero a lo que me refiero es ‘tengo un sentimiento de felicidad’ sentimientos.

“Ahora, los sentimientos es algo que asociamos a un ‘tener’, no a un ‘ser’, tú no dice ‘soy amor, sino ‘tengo amor’, no dices ‘soy miedo’, sino ‘tengo miedo’ […] por tanto, hay personas que tienen un sentimiento de atracción homosexual, ese sentimiento de atracción homosexual es el que tiene causas psicológicas que, si se resuelve, se revierte absolutamente”, detalló. Por otro lado, el psicólogo dijo que un homosexual “no nace ni se hace”, pues biológicamente no se ha podido establecer una causa natural; mientras que – recalcó – un sentimiento no puede establecer la identidad de una persona.

“Ninguna de las dos […] el homosexual no nace, hay investigaciones que no han podido establecer un factor biológico causal, es decir el por qué me enamoro de “Pancho” en lugar de la “Pancha”; por otro lado, si tú le preguntas a alguien, ‘¿cómo sabes que eres homosexual?’, lo que te va a decir, ‘porque me gusta mi mismo sexo’, entonces, la única evidencia científica que tiene esa persona para decir ‘soy homosexual’ es un sentimiento, y los sentimientos es algo que tenemos.

“Por lo tanto, como un sentimiento no puede establecer mi identidad, es por eso que no nace, pero tampoco se hace, porque yo no puedo establecer mi identidad por un sentimiento”.

Finalmente, Martínez Macías invitó a todas aquellas personas que estén “indecisas” en este tema, que investigue más y no se dejen llevar por la ideología dominante, pues aseguró que “la persona que tiene atracción homosexual no pidió tener atracción homosexual”.

“Alguien que esté indeciso, yo lo invito a que busque más, que no se vaya con la ideología dominante, ‘si sientes atracción es que eres homosexual, y hay que vivir así’ […] la persona que tiene atracción homosexual no pidió tener atracción homosexual, la persona jamás elije el sentimiento”.