Catalogan y evalúan oasis de BCS; en Vizcaíno están en riesgo cinco

En Comondú algunos no tienen ningún tipo de protección; existen seis tipo de este tipo de ecosistemas
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Las modificaciones climáticas con el paso del tiempo, lograron la conformación de oasis que beneficiaron a Baja California Sur con ecosistemas que permitieron la evolución de especies de flora y fauna de una distinta manera que el resto del desértico territorio.

El aislamiento prolongado de los oasis trajo consigo “genuinas islas biológicas”,  explica el recién creado Catálogo de humedales dulceacuícolas de Baja California Sur, realizado por expertos en la materia de los diferentes centros de investigación para el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

La riqueza natural se desarrolló a lo largo de 8,000 años, por una situación climática singular luego de la glaciación Wisconsin, una de las tantas que han ocurrido en la historia de nuestro planeta tierra.

“El aislamiento prolongado ha permitido la diferenciación de la biota (todo lo vivo), cuyos endemismos (animales y floras únicas en el país) le han conferido un valor per se para abordar diferentes estudios de índole taxonómica, ecológica, biogeográfica y evolutiva”, expresó el texto introductorio de la investigación.

Especialistas en mastozoología, en botánica, ornitólogos, entre otros, participaron en la expedición de 50 oasis de Baja California Sur.

“Todos ordenados por región y cuenca hidrológica, cubriendo información sobre su hidrología, parámetros físico-químicos del agua, clima, flora acuática y ribereña, fauna acuática (nativa y exótica), macroinvertebrados”, explica el documento de consulta en línea en la página oficial del INECC.

Se tomaron las coordenadas geográficas mediante el posicionamiento global de cada uno de los ecosistemas estudiados a través de un satélite. Fotografías a los entes vivos y se describió el medio ambiente en el que se desarrollan  los vertebrados se anexaron del mismo modo.

Los oasis son considerados humedales y se catalogaron seis tipos: “oasis permanente con pocas fluctuaciones en el nivel de inundación, se refiere cuando el espejo de agua en la épocas de secas tiene una reducción menor del 25%, oasis permanente con moderadas fluctuaciones en el nivel de inundación, cuando el espejo de agua en la época de secas tiene una reducción del 25 al 50%”.

Los cuatro restantes son: “Oasis permanente con fuertes fluctuaciones en el nivel de inundación, cuando el espejo de agua en el período de estiaje exhibe una reducción mayor del 50%; oasis permanente, arroyo permanente y arroyo intermitente”.

Entre la fauna acuática exótica o introducida, resalta la presencia de la tilapia, pez de agua dulce y algunos tipos de crustáceos.

El estudio también determinó el grado de riesgo en el que se encuentran y, por lo menos, cinco de ocho oasis analizados  que se localizan en el desierto de Vizcaíno están en un elevado peligro. En Comondú, por ejemplo, estos sitios no tienen ninguna clase de protección.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by