En Comondú buscan cultivar 25,000 semillas de ostión, catarina, chocolata y generosa en 20 has

El proyecto que se encuentra en Bahía Magdalena tendrá una inversión de más de 2 millones de pesos y una duración de 50 años, apróximadamente
Comparte esta noticia en:

Comondú, Baja California Sur (BCS). Ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se presentó una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para desarrollar un proyecto de cultivo de moluscos bivalvos en Bahía Magdalena; abarca un total de 20.0 hectáreas y tendrá una duración de 50 años.

El proyecto se ubica en la zona conocida como El Arenal, Bahía Magdalena, en el municipio de Comondú y pondrá énfasis en las especies almeja Catarina (Argopecten ventricosus), almeja generosa (Panopea globosa y P. generosa), ostión japonés (Cassostrea gigas), callo de hacha (Atrina maura), callo de hacha largo (Pinna rugosa), almeja mano de león (Nodipecten sudnodosus) y Almeja chocolata (Megapitaria squalida).

La inversión contempla el costo de la semilla y de los materiales para la construcción de los artes de cultivo; las primeras se obtendrá en un laboratorio especializado en La Paz, requiriendo en la primera etapa un total de 25,000 semillas, lo que arroja un total de 1 millón de pesos. En la construcción se necesitará un total de 2,500 estructuras, lo que arroja un total de 1.1 millones de pesos. 

De igual forma, se prevé que se destinarán 120,000 pesos a las medidas de mitigación y elaboración de programas ambientales en la zona.

La cosecha se llevará al cabo después de 14 o hasta 18 meses, dependiendo de la calidad de la larva, época del año, área de cultivo y de las mareas. En cuanto al cultivo de almeja catarina, se estima que en el primer año se cosecharán 1,750 kilogramos (kg), cifra que aumentará a 3,500 kg en el segundo año y 2 cosechas con la misma cantidad a partir del tercer al quinto año.  

La empresa promovente, Marsel S. de R.L., cuenta con un laboratorio debidamente equipado para la producción de la semilla de almeja Catarina y almeja generosa, entre otras, con ubicación en el poblado de San Carlos

Depende de la etapa de cultivo y la especie será el sistema e instalaciones a utilizar. La engorda de las especies se realizará en distintas artes de cultivo debido a la variedad de organismos que se contemplan. 

Para las almejas y callos se planea iniciar con 10 líneas de 100 metros de longitud ancladas en sus extremos de forma perpendicular a la dinámica de las corrientes en el sitio, hasta llegar a 25 líneas y aumentar con 40 más al siguiente año, 20 líneas más; el tercer año 40 líneas más; el cuarto año 40 líneas más hasta llegar a 100 líneas en total en el cuarto año

El periodo de engorda se realizará en profundidades que van de los 7 a 16 metros lo cual brinda condiciones óptimas para el organismo. En una segunda etapa se considera la engorda de los organismos en el fondo, delimitando cada área con un cerco de protección contra depredadores, estimando tener una densidad de siempre de hasta 50 organismos por m2.

Finalmente, el proyecto es por tiempo indefinido pero para fines del manifiesto se considera una duración de 50 años; por la naturaleza del proyecto las etapas de preparación y construcción de las artes de cultivo se desarrollarán de manera continua por lo que no se puede definir la duración individual de cada etapa.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by