En La Paz, intercambian sus parejas para vivir nuevas experiencias sexuales

Decenas de parejas utilizan internet en Baja California Sur en busca de experimentar nuevas vivencias en el sexo
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). El intercambio de parejas o swinging, denominado para quienes lo practican como “un estilo de vida”, se ha popularizado gracias al uso de internet dentro de la población de La Paz y Los Cabos.

El vivir experiencias sexuales nuevas, que quiten la monotonía de la pareja, es el principal motivo que orilla a hombres y mujeres a ir en busca de un tercero o un cuarto en los encuentros íntimos, según relatan las personas en sus propias publicaciones.

Grupos en Facebook y foros de diversos sitios de internet concentran a parejas de diferentes rangos de edad —la mayoría con más de 30 años y casadas—, quienes guardan su identidad bajo seudónimos, solicitado intercambio entre cónyuges.

En Facebook, la página Swingers La Paz, organiza eventos con el fin de promover encuentros “sólo entre parejas” para “irnos conociendo”, publica, aunque en la primera cita no se llegue al acto sexual.

Aunque pareciera que el swinging es un practica poco acostumbrada en Baja California Sur, decenas de parejas, que quieren practicar “cosas nuevas”, envían sus perfiles para encontrar a los candidatos ideales.

“Somos una pareja de 42 años, educados nivel medio, ambos honestos. Tenemos fantasías y nos gustaría conocer parejas para realizarlas dentro de la discreción, limpieza y respeto. Estamos abiertos a propuestas, buscamos gente de mente abierta y características similares a las nuestras”, se lee en uno de los cientos de mensajes escritos desde La Paz en una página especializada en swingers.

Hasta el momento en La Paz o Los Cabos no existen bares o clubes swingers definidos como tal, por lo que las citas se dan en medio del anonimato por internet, por medio a ser exhibidos.

Las reglas para quienes practican el intercambio de parejas son claras, y siempre deben ser respetadas, advierten:

No es no: el hecho de que acudas a un club swinger no quiere decir que estés obligado a intercambiar. Estás en todo tu derecho de decir “no”; asimismo, respeta las decisiones de los demás.

Protección: la regla de oro es protegerte en un encuentro sexual. El uso del condón es indispensable.

Higiene: quizá sea difícil saber si una persona mantiene una buena higiene con sólo verla. Pero tendrás que confiar en tus instintos.


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×