Nueva desaladora estaría lista en 3 años más, cuando termine la licitación: Oomsapas Los Cabos

Foto: Cortesía
En el destino turístico de Los Cabos se invertirán 500 millones de pesos en un programa de recaudación de caudales, adelantó el titular de Oomsapas
Comparte esta noticia en:

Los Cabos, Baja California Sur (BCS). La nueva planta desalinizadora para el destino turístico de Los Cabos podría tardar hasta 3 años más, una vez que concluya la licitación; además se espera una inversión de 500 millones de pesos para recuperación de caudales, confirmó el director del Sistema de Agua Potable en el municipio, Arturo Sandoval.

“Podrían ser más, serían de 2 a 3 años desde el momento en que se lleve a cabo todo el proceso de licitación, en eso estamos ahorita […] será una licitación internacional; y una vez que la licitación esté concluida en su proceso, que haya ya una empresa que se le adjudique el contrato o el servicio […] la desaladora, la construcción de la misma podría ser en 2 o 3 años”, expresó en entrevista radiofónica. 

En ese sentido, el funcionario municipal apuntó que ya se tiene planeada la intervención del Gobierno Federal, mismo que invertirá cerca de 500 millones de pesos para un programa de recaudación de caudales, lo que permitirá atender las fallas en la red. 

“Para Cabo San Lucas se tiene planeado ya la intervención del Gobierno Federal, incluso el Presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) lo ha anunciado con el tema de la desaladora y con el tema de un programa que le llaman MIG, que es Mejora Integral de Gestión, donde a Cabo San Lucas se le van a invertir alrededor de 500 millones de pesos precisamente para un programa específico de recuperación de caudales”, apuntó.

Sobre los reportes de fugas en el destino turístico, el titular Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos (Oomsapas LC), apuntó que en la temporada es predecible este tipo de situaciones pues el consumo disminuye, aumentando la presión en las tuberías.

“En Cabo San Lucas se nos dá en tiempo de invierno (las fugas), que ya lo hemos comentado antes, pues obviamente la gente ocupa menos el agua y aunque suene irónico porque el agua se requiere mucho […] esto ocasiona que al no haber la demanda o el requerimiento […] hace que las redes aumenten su presión y provoca que tengamos las fugas […] es la realidad en que estamos viviendo”, comentó Arturo Sandoval.

Por último, el servidor público sostuvo que el desarrollo que ha presentado Cabo San Lucas ha propiciado que el funcionamiento de las redes no sea el más adecuado e incluso provoca que los diámetros de las tuberías y acueductos sean obsoletas.

Con información de Al Cabo Noticias


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by