Emigra a La Paz para superarse, y enfrenta el engaño

Una mujer denunció que fue contratada bajo la promesa de un buen salario en el programa Jornalero Agrícola; acusa explotación
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Con el rostro cubierto de lágrimas, Esther cuenta que fue engañada al emigrar a Baja California Sur en septiembre del 2013 en busca de una mejor oportunidad de trabajo, ante la falta de empleo en el municipio de Paso del Macho, en Veracruz.

Sentada y con las manos sobre la mesa empezó a relatar que al llegar a La Paz, Baja California Sur, se tuvo que enfrentar a la realidad.

Ella viajó con la ilusión de ganar 300 pesos al día por una jornada de trabajo en el corte de tomate del programa “Jornalero Agrícola” del Servicio Nacional de Empleo. Sin embargo, trabajó unas 10 horas en el campo durante 4 meses percibiendo un salario de 114 pesos en un horario de 7 de la mañana a 5 de la tarde sin receso para descansar ni comer.

Su labor era recoger chile morrón, actividad que realizaba sin contar con el equipo necesario de trabajo, pues sólo tenía un par de guantes de plástico que no soportaban las largas horas y finalmente terminaban rotos.

Con las manos tuvo que echar los chiles “podridos” a los costales, caminar por el pasillo y llevarlos hasta la orilla donde eran levantados.

“El ambiente está pesado, porque no eres libre de salir a la hora que quieras y está controlado el acceso”, dijo.

La mujer afirmó que las condiciones en las que laboran son insalubres, pues el cuarto donde habitan y comparten con otras jornaleras es pequeño y el servicio de agua no está disponible las 24 horas.

“Es mentira que cuando te enganchan y te dicen que te van a dar cuarto, luz, agua y comida; te restringen el agua y tras la jornada de trabajo sientes picazón en el cuerpo y no puedes bañarte”.

“Yo me regresé porque las condiciones en las que estaba no son adecuadas, trabajé recogiendo los chiles con los manos y regresé con hongos en las uñas”, sostuvo.

Esther comenta que para poder hacer compras personales por la ciudad de La Paz, debías sacar un boleto expedido por el área de trabajo social, pero señaló que si el jornalero llegaba tarde ya no le daban el boleto. “La comida es muy cara se van tus ganancias”, expuso.

Ella fue contratada en Paso del Macho por ocho meses, pero la situación le impidió terminar el contrato, por lo que se “escapó” antes de tiempo y prefirió denunciar su caso.

 

Con información de El Mundo de Córdoba


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by