En BCS restauraron obras misionales de Jesuitas y Dominicos; estaban deterioradas: Especialista

Actualmente, en Baja California Sur existen objetos que son herencia de los primeros misioneros que arribaron en el siglo XVII para evangelizar a los indígenas
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). En la entidad existen varias obras que se han restaurado, al ser consideradas como herencia artística misional; están distribuidas en las misiones que hay en los municipios de Baja California Sur y constan desde muebles, banderas, puertas, y algunos otros objetos, que fueron herencia de los jesuitas y los dominicos, explicó la especialista en arte Bárbara Meyer.

Pintura de la Virgen de Guadalupe, en Loreto

“En Todos Santos, los jesuitas tenían su misión en la salida de Todos Santos (sic) y esta puerta perteneció a la iglesia rústica de los jesuitas; si un día se restaura esta pintura de la puerta va a salir una madera muy buena”, refirió a través de una exposición.

Puerta, en iglesia de Todos Santos

En este sentido recordó que, en la misión de nuestra señora de Loreto, en la antigua capital de las Californias, existen varias pinturas que están en mal estado de conservación, pero con la colaboración del Instituto Nacional del Historia (INAH) en Baja California Sur ha sido posible la conservación de dichas obras.

“Había (en Loreto) muchas pinturas y estaban en un estado muy malo de conservación; cuando yo pasé el INAH apenas iba a empezar a trabajar las misiones, pues hay mucho que estaba muy deteriorado, pero hoy en día se ha hecho una labor increíble y titánica, se han restaurado muchísimas obras, no sólo la escultura, sino las pinturas”, comentó Meyer.

Pila bautismal, en Loreto

Los jesuitas fundaron un conjunto de misiones en el estado a partir del siglo XVII, con el objetivos de evangelizar a los nativos, es decir, a los pericúes, guaycuras y cochimíes; posterior a la expulsión de los antes mencionados, aparecen los dominicos bajo el liderazgo de Fray Vicente de Mora, para continuar la labor de evangelización, los cuales se enfrentaron al rechazo de los grupos indígenas.

Finalmente, Bárbara Meyer, exhibió un escudo que perteneció a los dominicos, personajes que construyeron 8 misiones en Baja California Sur. De igual manera aseguró que cada misión tenía una concha para bautizar a los cristianos y actualmente se conserva la de San Javier, tal como vestimentas que utilizaban los sacerdotes para predicar la palabra de Dios.

Bandera de los dominicos, en Mulegé

“Cada iglesia, cada misión debía tener una concha para bautizar y cada iglesia los tuvo; esta es la de San Javier, aquí podemos leer San Francisco Javier, en San Javier, es de plata […] todas las ideas que tenían en México, que en la Baja California había iglesias que tenían oro y plata, pues no.

«La Misión de Santiago, que queda cerca de la misión de San José del Cabo, por el estilo no tenía grandes construcciones, entonces sí estaban un poco decepcionados cuando vieron”, concluyó.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by