Esta temporada de captura de almeja en Comondú ha dejado a 12 buzos descompresionados

Foto: El Zalate Noticias
De las personas atendidas en la Cámara Hiperbárica, uno fue canalizado al hospital de Ciudad Constitución
Comparte esta noticia en:

Comondú, Baja California Sur (BCS). Esta temporada de captura de almeja generosa en Puerto San Carlos, se han atendido a 12 personas en la cámara hiperbárica, de los cuales 5 requirieron ser internados y uno de ellos fue canalizado al hospital de Ciudad Constitución, informó el encargado técnico del recinto, Ismael Vega

“Hasta ayer en la tarde (martes 10 de septiembre), iban 12 gentes, 5 que ameritaron internación en la cámara hiperbárica y los demás atendidos con oxígeno normobárico; de hecho, se canalizó uno al hospital general de Ciudad Constitución porque presentaba síntomas de ahogamiento y se le llevó para un chequeo de los pulmones, para eliminar el riesgo de que tuviera un pulmón perforado o agua en los pulmones”, declaró. 

Al respecto, el encargado técnico de la Cámara Hiperbárica explicó que entre las principales causas que han provocado la descompresión de los buzos están el tiempo de la actividad, profundidad y la temperatura, existiendo también factores como el armado de la maquinaria utilizada. 

“Tendría que respetar el tiempo en el fondo y efectuar las paradas de descompresión; y la otra es la temperatura, que efectivamente si afecta, condiciona, no afecta, condiciona al organismo para que sea más susceptible a una descompresión”, dijo. 

En ese sentido, Ismael Vega detalló que a este periodo se trabaja a profundidades de hasta 30 metros (m), existiendo un máximo permisible de 2 horas, sin embargo, los buzos se extienden hasta por 6 horas, algunos de ellos sin hacer las paradas de descompresión. 

“Lo máximo permisible que se nos maneja a nosotros es de 2 horas […] en las cuales, después de haber realizado ese tiempo a esa profundidad, el buzo debería de hacer 2 horas de paradas de descompresión; sin embargo, los buzos no bucean 2 horas, bucean hasta 5 y 6 horas, todo esto se sale de los parámetros, tendrían que hacer un parámetro de descompresión hasta de 6 horas y los buzos, desafortunadamente para ellos y ahí están los resultados, pues no hacen ni media hora”, añadió el encargado. 

Por otro lado, explicó que en la Cámara Hiperbárica también se atienden intoxicaciones que, en algunos casos, son más severos que la descompresión de los buzos y cuya causa se da por el mal armado de los equipos. 

“Ahora bien, tenemos otras razones por las que tenemos la cámara, que son las intoxicaciones y van desde leves a severas, muchos casos de intoxicación son hasta más severos que descompresión, y eso se debe al mal armado de los equipos. Por ejemplo, en esta actividad muchos de los equipos vienen la motobomba, que es con la que desentierran la almeja, viene pegada al compresor a la toma del compresor que suministra del aire al buzo, entonces el compresor succiona el monóxido generado por la motobomba y se lo está mandando al buzo”, sostuvo.

Finalmente, Ismael Vega aseguró que la atención dentro de la cámara se da por igual a permisionarios como a los buzos conocidos como “libres”, estos últimos casos aumentan los riesgos de descompresión. 

“La descompresión se presenta en todos, pero el hecho de bucear de forma furtiva pues aumenta los riesgos, ayer precisamente atendimos a una persona que, libre que le llaman ellos, libre pero no por eso dejamos de atenderlos, nosotros atendemos a todo el mundo. La política de nosotros no es andar investigando. 

“Si viene un buzo que ande trabajando libre lo atendemos, y hacemos un llamado porque sabemos que han habido varios casos, nos han alertado, de que viene gente descompresionada pero como son libres tienen miedo se actúe en contra de ellos, nosotros no somos autoridad, no andamos investigando ni acusando a nadie […] y efectivamente, obviamente aumenta los riesgos”, finalizó.

Con información de Alejandro Patrón


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by