Zeta exhibe supuesta relación del Gobierno de BCS con el narco; Seguridad Pública lo rechaza 

Imagen ilustrativa
El Gobierno de BCS niega, de forma categórica, cualquier relación con cárteles o células criminales, aseguran que el estado tiene la mejor percepción de seguridad en el país
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Luego de que el Semanario Zeta de Tijuana publicara un reportaje, en donde se sugiere la relación del Gobierno de Baja California Sur con células del crimen organizando, a quienes presuntamente les permiten operar con impunidad en el territorio, el Estado, a través de Seguridad Pública emitió un comunicado negando “categóricamente” dichos nexos. 

“El gobierno de Baja California Sur, niega categóricamente cualquier relación y/o vínculo señalados con cárteles o células criminales”, dijo el secretario de Seguridad Pública, Luis Alfredo Cancino Vicente, quien a su vez presumió que esta entidad es una de las que percepción de seguridad tienen, además de la baja incidencia de homicidios dolosos y feminicidios. 

Por su parte, en el Seminario Zeta de Tijuana, el 13 de febrero se publicó un reportaje, en donde aseguran que una nueva organización criminal se estableció en Baja California Sur, encargándose del control de pesca, bailes populares, venta de alcohol, peleas de gallos y prostitución. Indican que las autoridades tienen conocimiento de estos hechos desde el 2022, pero no las han erradicado. 

El Zeta, destaca cómo las autoridades habrían permitido que se regresara el cobro de piso a bares de la entidad, supuestamente por miembros de este tipo de organizaciones, y mencionan, por ejemplo, el aumento de denuncias por estos motivos, las cuales pasaron de 6 en 2022 a 49 en 2023. 

Recordaron la persecución entre supuestos sicarios y policías municipales, así como efectivos de la Marina, el cual terminó en la volcadura de una camioneta en Comondú y la detención de 2 sujetos, quienes portaban unos tablones con un mango cubierto de tela, los cuales, presuntamente, serían usados para golpear a quienes no se alinean con el grupo. 

De igual forma, mencionaron el caso del funcionario —de la actual administración—, detenido a principios de febrero en La Paz, el cual portaba drogas y un arma de aire comprimido. Al respecto, el gobernador, Víctor Castro Cosío alegó que merece “reconocimiento y respeto”, debido a que fue “expuesto por algunos medios de comunicación”. 


Comparte esta noticia en:
×